Etapa 2: De Villiers la etapa, Orly Terranova en la general

Dakar y Off Road 06 de enero de 2020 Por
Resumen en Motos: Ross Branch; Coches: Giniels De Villiers; Quads: Ignacio Casale; SSV: Francisco López Cortado; Camiones: Siarhei Viazovich.
dakar2020_etapa2_coches

La segunda etapa saudí le ha guiñado el ojo al continente primigenio del Dakar. En motos, Ross Branch ha conseguido la primera victoria de Botsuana en toda la historia del rally, mientras que Giniel de Villiers pone a Sudáfrica en el candelero con la 15ª victoria de su carrera.

Arrancar el Dakar con cuatro pinchazos y casi más de veinte minutos perdidos no debe ser plato de buen gusto cuando eres todo un ganador de la prueba y uno de sus grandes favoritos. Pero Giniel de Villiers, copilotado por Alex Haro, ha sabido rebotar con un triunfo en la segunda etapa del Dakar 2020 que le vuelve colocar en la pomada de una clasificación general liderada sorprendentemente por Orlando Terranova.

Hoy a sido la sorpresa Ross Branch, piloto de Botswana apodado 'el Ferrari del Kalahari' el que se ha anotado un meritorio triunfo en la segunda etapa en categoría de motos.

Como no podía ser de otra manera, Ignacio Casale ha dado toda una demostración de poderío y encadena su segunda victoria consecutiva en un Dakar saudí que le está dando grandes alegrías. El piloto de Yamaha supera a su rival más serio para la victoria final, Rafâ Sonik, por 3’33’’, mientras que Simon Vitse se sitúa a 6’51’’.

Chaleco López por su parte dominó la jornada en SSV, donde Conrad Rautenbach amenazó con lograr la tercera victoria africana del día, pero finalmente el de Zimbabwe debió conformarse con el tercer puesto tras el chileno y José Antonio Hinojo.

En camiones Siarhei Viazovich y MAZ se resarcieron tras quedarse con la miel en los labios durante la primera etapa y se llevaron el triunfo en este segundo día de competición, lo cual permite además a los bielorrusos situarse al frente de la general por delante de tres KAMAZ.

En el punto de mira
Los pilotos del Dakar nunca se alejan mucho de la playa, pero hoy no han rodado mucho sobre arena entre Al-Wajh y Neom, avanzando siempre en paralelo al mar Rojo. En su trayecto hacia el norte del país, han ido cruzando un valle tras otro teniendo que tomar decisiones de navegación constantes que han supuesto quebraderos de cabeza incluso para tripulaciones tan experimentadas como la de Carlos Sainz y Lucas Cruz. Al aventurarse en un tramo semimontañoso en la segunda parte de la especial, apenas han tenido tiempo de echar una mirada al Jabal Dabbagh, concentrados como estaban en unos sectores pedregosos que ponían en peligro a los neumáticos y, lo que es más grave, a la propia mecánica de los vehículos. En Toyota, Nasser Al-Attiyah ha sufrido, pero ha salido airoso. Fernando Alonso lo ha pagado caro.

Lo esencial
Ross Branch ya dio algún golpe de efecto en su primer Dakar en 2019, pero hoy se ha alzado con su primera victoria de etapa tras superar a sus adversarios en la ruta hacia Neom. Un éxito que sabe a primero de muchos y que le ha permitido imponerse en la meta al nuevo líder de la general, Sam Sunderland. Obligado a abrir pista, Toby Price ha dejado escapar 12 minutos. Día difícil para el australiano, que contrasta con el de Ignacio Casale en quads y su segunda victoria consecutiva con una comodidad pasmosa. En la etapa de coches ha habido más movimiento para los pesos pesados de la categoría y los problemas de navegación les han robado mucho tiempo a Nasser Al-Attiyah, a Carlos Sainz y, sobre todo, a Stéphane Peterhansel, lo que ha propiciado que el sudafricano Giniel de Villiers se convirtiese en el primer piloto en ganar especiales en los tres continentes del Dakar, por delante de un Orlando Terranova que ha aprovechado para ponerse al frente del rally. Cambio de líder también en SSV, con el ataque incontestable del vigente campeón “Chaleco” López, y en camiones, gracias a la magnífica actuación de un Siarhei Viazovich pletórico de forma y decidido a poner en tela de juicio la supremacía de Kamaz en Oriente Medio.

La actuación del día
Es un desconocido para el gran público, pero Sheikh Khalid Al-Qassimi ya se labró un nombre con su fantástica 6ª posición en el Dakar de 2018. La llegada del prestigioso rally a Arabia Saudí, a dos pasos de su hogar, parece haberle dado alas al expiloto de WRC, que ha sabido sacar mucho partido a su Peugeot 3008 DKR de camino a Neom. Gracias a sus buenas dotes para la navegación, el representante de Abu Dabi obtiene un meritorio tercer puesto al final de la especial que le vale para encaramarse hasta la 7ª posición en la general.

dakar2020_etapa2_camiones
Un duro revés

Después de un comienzo más que decente y de su undécimo puesto en la primera etapa entre Jeddah y Al-Wajh, Fernando Alonso había subido el ritmo en la primera parte de la etapa, pero un choque en el kilómetro 160 y el desprendimiento de una de las ruedas de su Toyota han obligado al excampeón de Fórmula 1 a perder 2h30’ con las reparaciones. Al asturiano le ha tocado conocer de cerca la cara más cruel del Dakar.

El dato
Al obtener el mejor tiempo en la etapa de Neom, Ross Branch se convierte en el primer vencedor de etapa del Dakar procedente de Botsuana, pero también en el 6º piloto que lo consigue en representación del continente africano. En la historia de la categoría de motos, el más voraz fue el sudafricano Alfie Cox con su serie de 8 especiales entre 1999 y 2003, mientras que el franco-maliense Alain Duclos se impuso en su ciudad natal de Bamako en 2006 y después en 2014 en Argentina. Además, el continente africano obtuvo victorias recientemente en quads de la mano de Brian Baragwanath en 2016 y, sobre todo, cuenta con representación de lujo en la categoría de coches gracias a Giniel de Villiers, ganador absoluto en 2009 y vencedor de su 15ª especial en la etapa de hoy. En cualquier caso, el pionero fue el keniano Shekhar Meht, vencedor de 6 especiales y 5º en la clasificación final de 1987.

La reacción del día
Sam Sunderland: “Hoy era la primera parte de la etapa supermaratón y había que cuidar la moto al máximo. Le he exigido mucho al freno trasero, así que he preferido cambiar las pastillas antes de meter la moto en el parque cerrado. Ha sido una jornada dura y difícil con la navegación, pero el terreno también era muy variado: rápido, lento, técnico, con arena húmeda… Había muchas trazadas en los cañones, algunas visibles y otras no tanto. Sea como fuere, todo ha ido bien y sigo con opciones”.